En el marco de las actividades planeadas en la etapa de trabajo de la iniciativa SISSA bajo la financiación del programa EUROCLIMA+, tuvo lugar este taller con foco en la base de datos del CRC-SAS. Participaron representantes de los seis servicios meteorológicos involucrados, integrantes de la unidad de Coordinación y de los equipos técnicos.

 

La iniciativa SISSA tiene como uno de sus objetivos la implementación de un sistema de monitoreo y pronóstico para sequías y el mantenimiento de una base de datos climáticos en el marco del Centro Regional del Clima para el sur de Sudamérica (CRC-SAS). Dicha base de datos implementada desde hace unos años recopila observaciones de variables meteorológicas para el período que se extiende desde el 1 de enero de 1961 hasta el presente, proporcionadas por los servicios meteorológicos de los seis países del sur de Sudamérica. La estructura de la base incluye no solo datos de estaciones convencionales, sino también datos provenientes de estaciones meteorológicas automáticas. Éstos son sometidos a diversos controles de calidad antes de ser utilizados para la elaboración de los productos de monitoreo de sequías del SISSA, que luego quedan disponibles para sus diferentes usos.

Para continuar trabajando en su expansión y mantenimiento, el pasado jueves 17 se llevó a cabo la 3ra reunión del Grupo de Trabajo de Monitoreo y Pronóstico del SISSA, con foco en la mencionada base de datos.

La reunión tuvo como objetivos particulares: evaluar la situación actual de la base de datos del CRC-SAS; discutir la posibilidad de incorporar de datos de humedad de suelo y/o hidrológicos; y dar a conocer el reporte actualizado de descripción de la base y de los controles de calidad correspondientes.

La reunión comenzó con una introducción a cargo de Carolina Vera, en representación de la Unidad de Coordinación del SISSA, en donde se dieron a conocer las características y los objetivos del Proyecto, en especial en relación a las actividades de monitoreo y pronóstico. A continuación, María de los Milagros Skansi, también de la Unidad de Coordinación y punto focal del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Argentina, realizó una descripción de la situación actual. Actualmente, la base integra la información de 1.083 estaciones (454 convencionales y 629 automáticas) y se encuentra preparada para compilar datos de 13 diferentes variables meteorológicas. A fin de continuar engrosando estos números, se invitó a las instituciones que todavía no envían información de todas esas variables a hacerlo.

 

Reunión Grupo de Trabajo Monitoreo y Pronóstico

 

Mejorar la calidad de la información
Entre los puntos planteados en la discusión se trató la frecuencia de actualización de la información, que la mayoría de las instituciones realiza de forma diaria. Desde el SISSA se ofreció apoyo a aquellas instituciones que no actualizan con esa frecuencia. Otro de los temas se refirió a la mejora de los procedimientos y a la corrección manual que los datos pueden experimentar una vez que fueron incorporados a la base por parte de los servicios meteorológicos.

El segundo punto tratado en la reunión fue la posibilidad de incorporar datos de superficie, tales como observaciones de humedad de suelo o hidrológicas, de manera de que puedan ser utilizados en la elaboración de nuevos productos de monitoreo y pronóstico relacionados con las sequías hidrológicas y agronómicas.

Asimismo, se realizó la presentación de un reporte actualizado de descripción de la base de datos y de los controles de calidad correspondientes. Se invitó a enviar comentarios y se comunicó a las y los participantes que el mismo será publicado antes de fin de año en el repositorio de reportes del CRC-SAS.

Se destacó además la importancia de compartir el conocimiento sobre la familia de controles de calidad implementada en la base. En ese sentido, se acordó la importancia de realizar capacitaciones en la implementación de los códigos de los controles de calidad, que será considerada dentro la agenda del SISSA para 2023.

 

 

SISSA Reunión